Dimite un senador canadiense que mantuvo relaciones sexuales con una adolescente

Dimite un senador canadiense que mantuvo relaciones sexuales con una adolescente

EFE

  • Don Meredith, un pastor pentecostal, utilizó recursos públicos para mantener la relación con la joven, que tenía entonces 16 años.
  • Es el primer senador expulsado de la Camara Alta del Parlamento de Canadá.
  • Su caso ha intensificado el debate sobre la continuidad de la institución.

Don Meredith

El senador canadiense Don Meredith, quien mantuvo una relación sentimental con una adolescente, anunció este martes su dimisión de la Cámara Alta tras semanas de intensas presiones para que renunciase al cargo.

Meredith, un pastor pentecostal de 52 años que en 2010 fue nombrado senador por el anterior primer ministro canadiense, Stephen Harper, inicialmente negó la relación con una joven que empezó cuando ésta tenía 16 años de edad.

En 2015, Meredith fue expulsado del grupo conservador del Senado canadiense aunque mantuvo su escaño, y en marzo de este año, el comité de Ética de la Cámara Alta recomendó su expulsión en un informe que detalló las relaciones sexuales que el senador mantuvo con la adolescente.

Primer expulsado

Ningún senador ha sido expulsado de la Cámara Alta del Parlamento canadiense en toda su historia pero el comité justificó su recomendación al señalar que las acciones de Meredith, que utilizó recursos públicos para mantener la relación con la adolescente, han perjudicado gravemente la “integridad y dignidad de la institución”.

Los senadores canadienses son nombrados por el primer ministro del país y mantienen el escaño hasta que cumplen 75 años.

“Tras consultar semanas con mi familia, líderes de la comunidad y mi abogado, he decidido seguir adelante con mi vida con todo el apoyo de mi esposa e hijos”, dijo este martes Meredith en una carta enviada al Senado para informar de su dimisión.

“El camino de expulsión considerado por mis colegas tendrá grandes implicaciones para el Senado de Canadá. Esta es una lucha constitucional que no emprenderé”, añadió Meredith.

Cadena de escándalos

La relación de Meredith con la adolescente se une a otros escándalos que han plagado en los últimos años a varios senadores, en su mayoría nombrados por el conservador Harper durante sus casi 10 años de gobierno.

Desde su instauración, el partido gobernante ha aprovechado la capacidad del primer ministro de nombrar a los senadores para recompensar a sus partidarios. Los escándalos y el partidismo de la institución ha provocado que varios partidos políticos y organizaciones sociales hayan solicitado su abolición.

Un senador canadiense tiene un salario anual mínimo de 135.200 dólares canadienses (unos 101.000 dólares estadounidenses) y tras seis años en el cargo tienen derecho a una pensión vitalicia.

Meredith acaba de cumplir el plazo de seis años por lo que recibirá una pensión anual de 24.000 dólares cuando cumpla 60 años.

About the author

Departamento de Prensa editor